Preocupante aumento de intoxicaciones por Monóxido de Carbono

En los primeros cinco meses del año, se ha registrado un preocupante aumento en las intoxicaciones por monóxido de carbono en la Provincia de Buenos Aires. De acuerdo con datos epidemiológicos, los casos pasaron de 31 en el mismo periodo de 2023 a 77 en 2024.

Con la llegada del invierno y la necesidad de calefaccionar los hogares, el ministerio de Salud bonaerense subraya la importancia de revisar estufas, ventilar los ambientes y evitar el uso de braseros en espacios cerrados para prevenir intoxicaciones graves.

Según la subsecretaria de Planificación Estratégica en Salud, Leticia Ceriani, “el monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico que se produce por la combustión incompleta de hidrocarburos como el carbón o el gas”. Este gas, que carece de olor, color y sabor, se dispersa fácilmente en ambientes cerrados, constituyendo la principal causa de muerte por envenenamiento a nivel mundial.

En Argentina, se registran aproximadamente 200 muertes y 40,000 intoxicaciones anuales debido a este gas. Las fuentes comunes de monóxido de carbono incluyen estufas, cocinas, calefones, termotanques a gas, así como parrillas o braseros a leña o carbón en ambientes sin ventilación adecuada.

Para abordar este problema, el ministerio de Salud bonaerense ha implementado un sistema de vigilancia de intoxicaciones ambientales y un circuito de atención, además de capacitar a equipos de salud provinciales y municipales para mejorar el diagnóstico y la notificación de estos casos. En casos de sospecha de intoxicación, se realiza una interconsulta con el Centro Provincial de Referencia en Toxicología (CEPROTOX), que ofrece asistencia las 24 horas a través de la línea gratuita 0800-222-9911 y el WhatsApp 221 669 3243.

Signos de alarma

Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono incluyen dolor de cabeza, mareos, náuseas, taquicardia e inestabilidad al caminar. Si no se trata a tiempo, la intoxicación puede llevar a la pérdida de conciencia y ser potencialmente mortal.

Para prevenir estos riesgos, es esencial:

  • Ventilar siempre los ambientes con artefactos de combustión.
  • No usar hornallas ni hornos para calefaccionar.
  • No dormir con estufas encendidas sin salida exterior o con braseros en ambientes cerrados.
  • Limpiar el tiraje de parrillas y chimeneas ubicadas en espacios cerrados.
  • Revisar anualmente los artefactos a gas con un gasista matriculado.

Además, las llamas de los artefactos a gas deben ser de color azul; si son naranjas, indica una combustión incorrecta que puede estar contaminando el ambiente. Ante cualquier síntoma de intoxicación, es crucial abrir las ventanas, apagar los artefactos de calefacción y acudir al centro de salud más cercano. Para emergencias, llamar al 107 (Emergencias) o al 103 (Defensa Civil).

Consejos para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono:

  • Ventilar siempre los ambientes con artefactos de combustión.
  • No usar hornallas ni hornos para calefaccionar.
  • No dormir con estufas encendidas sin salida exterior.
  • Limpiar el tiraje de parrillas y chimeneas.
  • Revisar el funcionamiento de artefactos a gas anualmente con un gasista matriculado.
  • Asegurarse de que las llamas de los artefactos a gas sean de color azul.

En caso de sentir dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, abrir las ventanas, apagar los artefactos de calefacción y acercarse al centro de salud más cercano.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último