Remo: Ariel Suárez lloró angustiado tras entrenarse sin autorización: “No es un capricho”

El remero bonaerense Ariel Suárez cumplió con la advertencia que había hecho en los últimos días y volvió a entrenarse en el Río Lujan, en Tigre, pese a que no tiene la autorización para hacerlo.

“Me cansé de esperar. El remo ya tiene el protocolo aprobado y no hay ningún riesgo de contagio porque entrenamos solos.Yo estoy con mi bote y nada más. No entiendo por qué los futbolistas pueden entrenarse y yo no. Me cansé y me siento discriminado, por eso vuelvo a entrenarme”, le contó Suárez al noticiero Arriba Argentinos de El Trece.

El campeón panamericano y finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se puso a llorar delante de las cámaras de Todo Noticias que siguieron su entrenamiento Se mostró angustiado por la situación y dijo: “No daba más, necesitaba volver a entrenarme. Vamos cinco meses y esto no es un capricho”.

Incluso, el deportista de 40 años publicó una foto en su cuenta de Twitter desde arriba del bote y escribió una palabra que lo dice todo: “Feliz“.

Suárez participó el domingo de una marcha frente a la residencia de Olivos en donde deportistas de varias disciplinas protestaron para que se habilite sus entrenamientos. Su polémica decisión de volver a entrenarse sin el permiso correspondiente podría traerle problemas con la beca del ENARD que recibe mensualmente por tratarse de un deportista de alto rendimiento que representa a la Argentina.

“No tengo miedo porque plata nunca tuve.V engo de una familia muy humilde y si me quieren sacar la plata, no hay problema. Esto no lo hago por plata, lo hago por pasión. Y tampoco tengo miedo de ir preso, porque del agua solamente me sacan preso“, agregó en tono desafiante.

Suárez fue campeón Panamericano en 2011 y 2019, subcampeón mundial en 2011 y finalista en los Juegos Olímpicos de Londrés 2012 donde consiguió un diploma olímpico por su cuarto puesto.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último

Remo: Ariel Suárez lloró angustiado tras entrenarse sin autorización: “No es un capricho”

El remero bonaerense Ariel Suárez cumplió con la advertencia que había hecho en los últimos días y volvió a entrenarse en el Río Lujan, en Tigre, pese a que no tiene la autorización para hacerlo.

“Me cansé de esperar. El remo ya tiene el protocolo aprobado y no hay ningún riesgo de contagio porque entrenamos solos.Yo estoy con mi bote y nada más. No entiendo por qué los futbolistas pueden entrenarse y yo no. Me cansé y me siento discriminado, por eso vuelvo a entrenarme”, le contó Suárez al noticiero Arriba Argentinos de El Trece.

El campeón panamericano y finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se puso a llorar delante de las cámaras de Todo Noticias que siguieron su entrenamiento Se mostró angustiado por la situación y dijo: “No daba más, necesitaba volver a entrenarme. Vamos cinco meses y esto no es un capricho”.

Incluso, el deportista de 40 años publicó una foto en su cuenta de Twitter desde arriba del bote y escribió una palabra que lo dice todo: “Feliz“.

Suárez participó el domingo de una marcha frente a la residencia de Olivos en donde deportistas de varias disciplinas protestaron para que se habilite sus entrenamientos. Su polémica decisión de volver a entrenarse sin el permiso correspondiente podría traerle problemas con la beca del ENARD que recibe mensualmente por tratarse de un deportista de alto rendimiento que representa a la Argentina.

“No tengo miedo porque plata nunca tuve.V engo de una familia muy humilde y si me quieren sacar la plata, no hay problema. Esto no lo hago por plata, lo hago por pasión. Y tampoco tengo miedo de ir preso, porque del agua solamente me sacan preso“, agregó en tono desafiante.

Suárez fue campeón Panamericano en 2011 y 2019, subcampeón mundial en 2011 y finalista en los Juegos Olímpicos de Londrés 2012 donde consiguió un diploma olímpico por su cuarto puesto.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último