Sueño cumplido “Veterinaria Flotante en el Delta”

No se puede negar que los deseos se cumplen con sacrificio y voluntad, como le sucedió a Peluso Leila, la veterinaria del Delta como es famosamente conocida. Empezó  viajando en lancha colectiva, paso a tener su primer gomon y hoy en día su propia veterinaria flotante.

Leila nos relata muy feliz “Me recibí hace 4 años, mi familia siempre me apoyo en este proyecto. Al principio viajaba por una o dos casas de conocidos que me llamaban, iba en lancha colectiva y así pude ahorrar para comprarme  mi primer gomon”

Recuerda con mucha nostalgia que a pesar de ser muy lindo, no fue fácil, los días de frio no la pasaba bien y  le era imposible salir a dar asistencia los días de lluvia, contando con la imposibilidad (propia de la embarcación ) de realizar distancias muy largas.

Finalizando su relato fue muy emocionante escucharla “Actualmente pude comprarme una lancha con cabina, bien cerrada hermética, no sufro el frio ni las lluvias. Además tengo la posibilidad que adentro de la cabina tengo la camilla y atiendo dentro del bote. Mi idea es llevar la veterinaria flotante a todas las casas, muelle por muelle. Es como una veterinaria, un poco más chica pero con todos los elementos necesarios para un control completo. Evito que casi el 90% de la gente tenga que ir a Tigre, que es la parte más difícil de llevar en la isla. Mi objetivo es facilitarle a todos los isleños  disminuir el porcentaje de que tengan que ir al continente”.

Cumplir los sueños es mágico, pero  poder lograrlo y ayudar a los demás, lo hace único. Su amor por los animales y el prójimo hace que su anhelo sea un orgullo para todo el Delta.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último

Sueño cumplido “Veterinaria Flotante en el Delta”

No se puede negar que los deseos se cumplen con sacrificio y voluntad, como le sucedió a Peluso Leila, la veterinaria del Delta como es famosamente conocida. Empezó  viajando en lancha colectiva, paso a tener su primer gomon y hoy en día su propia veterinaria flotante.

Leila nos relata muy feliz “Me recibí hace 4 años, mi familia siempre me apoyo en este proyecto. Al principio viajaba por una o dos casas de conocidos que me llamaban, iba en lancha colectiva y así pude ahorrar para comprarme  mi primer gomon”

Recuerda con mucha nostalgia que a pesar de ser muy lindo, no fue fácil, los días de frio no la pasaba bien y  le era imposible salir a dar asistencia los días de lluvia, contando con la imposibilidad (propia de la embarcación ) de realizar distancias muy largas.

Finalizando su relato fue muy emocionante escucharla “Actualmente pude comprarme una lancha con cabina, bien cerrada hermética, no sufro el frio ni las lluvias. Además tengo la posibilidad que adentro de la cabina tengo la camilla y atiendo dentro del bote. Mi idea es llevar la veterinaria flotante a todas las casas, muelle por muelle. Es como una veterinaria, un poco más chica pero con todos los elementos necesarios para un control completo. Evito que casi el 90% de la gente tenga que ir a Tigre, que es la parte más difícil de llevar en la isla. Mi objetivo es facilitarle a todos los isleños  disminuir el porcentaje de que tengan que ir al continente”.

Cumplir los sueños es mágico, pero  poder lograrlo y ayudar a los demás, lo hace único. Su amor por los animales y el prójimo hace que su anhelo sea un orgullo para todo el Delta.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último