Tigre: Allanamientos en Nordelta, secuestran celulares y computadoras

La denuncia presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, por amenazas de muerte  con él y su familia dio lugar a un proceso judicial.

Las protestas y amenazas telefónicas sufridas por Sergio Massa a principios de este mes dieron lugar a un caso que avanzó con dos allanamientos en Tigre, en dos viviendas presuntamente vinculadas a personas que presuntamente dieron a conocer datos personales del Presidente de la Cámara de Diputados.

En la operación se han secuestrado teléfonos móviles y computadoras, aunque en uno de los procesos, los policías concluyeron que la casa que buscaban era en realidad un terreno baldío.

Los operativos se realizaron en dos comunidades cerradas de la localidad de Benavídez, en Tigre. Fueron ordenados por el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli. El propósito del proceso, como supo LA NACIÓN, consistía en “secuestrar todos los dispositivos de comunicación de telefonía móvil y dispositivos electrónicos que pudieran tener acceso a Internet” y realizar el “registro personal de los ocupantes del inmueble”.

El primer lugar allanado, fue en la casa de un hombre de 74 años que participaría en grupos de vecinos autoconvocados. La policía se llevó una computadora, dos tabletas y dos teléfonos. Este trámite se inició a las 9 a.m. y se prolongó hasta la 1 p.m. Luego de concluido el allanamiento, el dueño de la vivienda acudió al Juzgado Federal No. 2 de San Isidro y se le informó que había ha sido registrada porque, en una denuncia anónima, declara haber escrito en un WhatsApp a un grupo de vecinos de Tigre que se iban a manifestar frente al barrio donde vive Massa.

En el caso del segundo barrio cerrado, se ordenó a las tropas que registraran la unidad funcional 41, pero solo habrían encontrado un lote baldío a donde fueron. En esta dirección, buscaban a una mujer que, presuntamente, había publicado el número de teléfono celular de Massa en un grupo de WhatsApp.

Luego de una sesión en la Cámara Baja a principios de este mes, Massa recibió amenazas contra él y su familia que alcanzaron su teléfono y también fue blanco de una marcha al puerta de la casa de campo en el que vive en el pueblo de Tigre Esquina Milberg. El presidente de la Cámara de Diputados presentó denuncia ante la Fiscalía. Massa afirmó que más de 400 mensajes intimidatorios de números desconocidos llegaron a su teléfono celular.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último

Tigre: Allanamientos en Nordelta, secuestran celulares y computadoras

La denuncia presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, por amenazas de muerte  con él y su familia dio lugar a un proceso judicial.

Las protestas y amenazas telefónicas sufridas por Sergio Massa a principios de este mes dieron lugar a un caso que avanzó con dos allanamientos en Tigre, en dos viviendas presuntamente vinculadas a personas que presuntamente dieron a conocer datos personales del Presidente de la Cámara de Diputados.

En la operación se han secuestrado teléfonos móviles y computadoras, aunque en uno de los procesos, los policías concluyeron que la casa que buscaban era en realidad un terreno baldío.

Los operativos se realizaron en dos comunidades cerradas de la localidad de Benavídez, en Tigre. Fueron ordenados por el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli. El propósito del proceso, como supo LA NACIÓN, consistía en “secuestrar todos los dispositivos de comunicación de telefonía móvil y dispositivos electrónicos que pudieran tener acceso a Internet” y realizar el “registro personal de los ocupantes del inmueble”.

El primer lugar allanado, fue en la casa de un hombre de 74 años que participaría en grupos de vecinos autoconvocados. La policía se llevó una computadora, dos tabletas y dos teléfonos. Este trámite se inició a las 9 a.m. y se prolongó hasta la 1 p.m. Luego de concluido el allanamiento, el dueño de la vivienda acudió al Juzgado Federal No. 2 de San Isidro y se le informó que había ha sido registrada porque, en una denuncia anónima, declara haber escrito en un WhatsApp a un grupo de vecinos de Tigre que se iban a manifestar frente al barrio donde vive Massa.

En el caso del segundo barrio cerrado, se ordenó a las tropas que registraran la unidad funcional 41, pero solo habrían encontrado un lote baldío a donde fueron. En esta dirección, buscaban a una mujer que, presuntamente, había publicado el número de teléfono celular de Massa en un grupo de WhatsApp.

Luego de una sesión en la Cámara Baja a principios de este mes, Massa recibió amenazas contra él y su familia que alcanzaron su teléfono y también fue blanco de una marcha al puerta de la casa de campo en el que vive en el pueblo de Tigre Esquina Milberg. El presidente de la Cámara de Diputados presentó denuncia ante la Fiscalía. Massa afirmó que más de 400 mensajes intimidatorios de números desconocidos llegaron a su teléfono celular.

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último