Tigre: Detuvieron a un joven que asesinó a su padrastro

Los investigadores policiales apresaron al sospechoso en la localidad bonaerense de Adolfo Sourdeaux. El caso, que había sido primicia de cronica.com.ar, sucedió en El Talar, donde la víctima fue agredida a fierrazos y a cuchilladas.

Gracias a dos allanamientos que se realizaron en la localidad bonaerense de Ingeniero Adolfo Sourdeaux, los efectivos policiales lograron detener a un pibe de 16 años, quien era buscado por estar sindicado de haber sido el responsable material del asesinato de su padrastro.

El crimen, que cronica.com.ar publicó en exclusiva, sucedió el domingo pasado en El Talar, en una discusión familiar que comenzó debido a que la víctima le recriminó al chico que hubiera vendido la garrafa de la casa para comprar drogas.

Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que el menor era buscado por la muerte de Daniel Enrique Rosales, de 51 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el adolescente, de 16 años, fue apresado por los servidores públicos destinados en la comisaría de El Talar (5ª de Tigre) y en la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de dicho partido.

Trascendió que los funcionarios localizaron al chico al cabo de dos requisas, que se concretaron en fincas situadas en la esquina de Luján y Cabildo, y en la calle Gurruchaga, en las cercanías de un arroyo y en inmediaciones de Villa de Mayo, en Ingeniero Adolfo Sourdeaux.

Mientras tanto, se procura averiguar el paradero de otro pibe, de 17 años y que sería yerno de la víctima, ya que también habría participado en el ilícito.

El hecho se produjo el 26 de este mes, en la puerta de una finca situada en el cruce de Libertad y El Salvador, en el denominado Barrio San Pablo, en la localidad de El Talar, en el norte del conurbano provincial, donde se generó un violento altercado familiar, oportunidad en la que Rosales fue mortalmente agredido.

Peritos de la Delegación San Isidro de la Policía Científica revisaron al occiso y determinaron que presentaba varios golpes aplicados en la región de la cabeza, además de una herida cortante, la cual le habría sido inferida mediante un cuchillo.

Versiones, que fueron aportadas por los vecinos de la zona, sostienen que los adolescentes mataron a la víctima porque les habría recriminado por vender una garrafa que se utilizaba en el domicilio, para emplear ese dinero en la adquisición de estupefacientes.

Autoridades de la Estación de Policía de Tigre se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa penal, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Silvia Beatriz Gremes, fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de los tribunales de San Isidro.

Fuente: Cronica

Dejanos tu opinión

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img

Lo Último